Equipo docente

 

El centro actualmente cuenta con dos responsables de los grupos y tres especialistas de inglés, educación física y música.

 

La ratio establecida por cada profesor/a es de 15 alumnos/as, aspecto importante para el Centro por lo positivo y beneficioso que supone permitir al profesorado centrarse más en las necesidades individuales del alumnado.

 

Organigrama de Sendas

 

La opción planteada para la organización del personal en el colegio es una estructura vertical, con el director/a como figura principal pedagógica de la que dependerán los titulares con el apoyo externo de las asesoras pedagógicas, que velarán por el cumplimiento del proyecto educativo de centro y nos guiarán en la resolución de cualquier duda que surja a lo largo del curso.

 

 

 

Alicia Rubio

Directora del Centro, responsable de Primaria y Especialista de Inglés.

 

Licenciada en Filología Inglesa
Grado Magisterio Lengua Extranjera Inglés

 

Soy profesora por vocación y devoción podríamos decir, siento que la enseñanza es un trabajo muy gratificante que a la vez te tiene siempre en guardia y alerta de las nuevas visiones sobre educación. Creo en el proyecto iniciado por Sendas porque en mi opinión el aprendizaje viene motivado por las emociones, sin emoción no se aprende, los niños tienen que ser sorprendidos, asombrados, motivados, algo se les tiene que mover por dentro para hacer un aprendizaje suyo. Durante los primeros años de nuestra vida es cuando aprendemos las habilidades, valores y estrategias que nos guiarán el camino y parte de ese entrenamiento viene desde el colegio. Si aprendemos jugando, en equipo, además de aprender conocimientos que antes o después llegarán a tu vida afianzamos las raíces de nuestra persona. por eso la metodología que seguimos en Sendas me parece muy acertada para poder crear una sociedad crítica.

 

Mi experiencia como profesora sin libros, me ha enseñado que los niños necesitan hacer las "clases" o más bien diríamos los proyectos suyos para poder transmitirlos y hacer que su aprendizaje sea perdurable. El profesor deber ser un acompañante en este proceso, el adulto que ayuda cuando llegan a un callejón sin salida o que guía los pasos cuando se sienten más inseguros, no el que dicta como se deben hacer las cosas y corta las alas a su creatividad. Este tipo de aprendizaje les capacitará para que el día de mañana sepan resolver conflictos a cualquier nivel, sabiendo que son ellos los que tienen que gestionar sus propias emociones y posibilidades.

 

Espero que en esta nueva etapa de mi vida, que supone un reto por ser una enseñanza activa, no encasillada ni marcada por libros, el aprendizaje sea mutuo y podamos crear, jugar, experimentar, aprender, reír y disfrutar.

 

 

Marta Alcaide

Profesora de Educación Infantil

 

Mi nombre es Marta, tengo 27 años y soy maestra de Educación Infantil con la especialización de Educación Especial. Además, he realizado varios talleres de Lengua de Signos Española adaptada a bebés, puesto que creo que, tanto la innovación educativa como la inclusión de todos los alumnos y alumnas, son dos aspectos fundamentales en esta profesión.

 

Apuesto por una educación basada en los intereses de los alumnos, donde ellos mismos sean los protagonistas de su propio aprendizaje y nosotros, los maestros, les guiemos en este largo y bonito camino; por una educación que les permita expresar sus emociones y sentimientos, y donde puedan aprender a gestionar aquello que sienten; que aprendan, experimenten, jueguen, disfruten...

 

Considero que, como afirmaba Montaigne, "el niño no es una botella que hay que llenar, sino un fuego que es necesario encender". Por ello, mi objetivo como maestra es fomentar y potenciar el pleno desarrollo de los alumnos y alumnas, y seguir creciendo con ellos.

 

 

Andrea Martín García

Especialista en Educación Física

 

Grado Magisterio Educación Primaria con mención en Educación Física

 

Todavía recuerdo la pregunta “¿Qué quieres ser de mayor?”, una pregunta que a todos nos han hecho en algún momento y que sólo con una avanzada edad eras capaz de hacértela a ti misma. Tenía diez años cuando empecé a contestar que quería ser maestra, maestra de educación física. Si en aquel entonces tenía clara mi profesión, con el paso de los años se convirtió en una vocación resistente e inquebrantable.

 

Me apasiona el área y todo aquello que le rodea, disfruto ofreciendo, practicando, aprendiendo, pero sobre todo, viendo cómo los demás le hacen un hueco en sus vidas, no solo en el área educativa sino en la formación global del ser humano, en su día a día. La educación física nos permite adquirir destrezas motoras, cognitivas y afectivas esenciales para la vida diaria y futura, cuidar nuestra salud tanto física como mental, comprender nuestros propios cuerpos, valorarnos y respetarnos, tanto a nosotros mismos como a los demás.

 

Creo en una educación física gamificada, de aventuras, centrada en el desarrollo integral de los alumnos y el uso de aprendizajes cooperativos. Una educación física donde los alumnos sean los propios arquitectos de sus conocimientos, los construyan a partir de sus intereses e inquietudes y los maestros les ofrezcan experiencias educativas que proporcionen información para entender el mundo, cuestionar sus ideas y moldear su pensamiento.

 

Ojalá sea capaz de despertar en todos y cada uno de los alumnos la ansiada sed por la actividad física.
Hammeleck “La educación es mucho más que educación física pero muy poco sin ella”.

 

 

Angela Ispierto Val

Especialista en Música

 

Grado Magisterio Educación Primaria con mención en Música

 

Creo que los maestros tenemos la suerte de disfrutar y vivir una de las profesiones más bonitas. Ayudamos, participamos en el crecimiento de desarrollo de los niños para que se hagan un hueco en esta sociedad. En la escuela, tanto alumnos como docentes estamos en continuo aprendizaje unos de otros, pero en el caso de los más pequeños somos los adultos quienes les subestimamos.

 

En Sendas los niños y las niñas son los propios partícipes de su aprendizaje, son puros investigadores.

 

Maestra de vocación desde niña, he tenido la suerte de poder unir dos de mis pasiones: la docencia y la música.

 

Comencé los estudios de música a la edad de 4 años en la Escuela de Música Sirinx (Salamanca). A partir de ahí siempre he estado unida a la música. Continué mis estudios musicales en el Conservatorio profesional de música de Salamanca en la especialidad de arpa. Compaginé la carrera de Magisterio con el primer curso del diploma pedagógico de música Willems,en el cual la base de su sistema pedagógico se fundamenta en la música como herramienta para el desarrollo humano.

 

 

Todos los derechos reservados © Colegio Rural Sendas
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegación. Por favor, lea nuestra Política de Cookies si desea saber más. ACEPTAR Más info